AVISO

La práctica de deportes de aventura es una actividad de riesgo, que requiere de técnica y material específicos y un conocimiento importante del medio. Este blog recoge las experiencias y opiniones subjetivas de sus autores. La información contenida en este blog en ningún caso puede considerarse suficiente para acometer las actividades que se describen. Los deportes de aventura son actividades sumamente peligrosas que pueden causar graves lesiones e incluso la muerte. Debemos evaluar bien nuestras capacidades antes de afrontar cualquiera de estas actividades, en caso de duda mejor dirigirse a un guía profesional y/o seguir cursillos de formación promocionados por federaciones y clubs. También se recomienda encarecidamente a cualquier usuario de este blog, que contrate el correspondiente seguro para la práctica de estos deportes de riesgo. Los autores no asumen ninguna responsabilidad derivada del uso de la información que en ella aparece, así como la responsabilidad derivada de errores, falta de veracidad, integridad, actualización y precisión de los datos que esta contenga. Este blog puede contener enlaces a páginas de terceros que no puede controlar, por tanto, tampoco asume ninguna responsabilidad por el contenido que pueda aparecer en las mismas ni el uso que se dé de la información que estas contengan. Los contenidos de información no vinculan a los autores, tampoco lo constituyen las opiniones, los consejos o asesoramientos de ningún tipo, se trata solamente de un servicio ofrecido con carácter informativo y divulgativo.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Repàs en el temps dels blocs de Montroig del Camp

Faig la vista enrera en el temps, i hem remonto per allà a l'any noranta, quan el meu germà, un amic i jo, vam fer una sortida amb bicicleta des d'un càmping de Miami fins a l'ermita Mare de Déu de la Roca, quina sorpresa va ser trobar aquella ermita a dalt de la roca vermella que semblava que és volgués desplomar en qualsevol moment, quina sorpresa aquelles vistes al mar, després de caminar una estona, encara més gran va ser la sorpresa, de trobar-nos davant nostre aquella vall amb aquelles formes, i com a canalla saltàvem d'un bloc a l'altre.
Desde llavors, va restar en l'oblit. No va ser fins al cap d'uns anys, després d'haver conegut això de l'escalada amb corda, per allà al noranta-set, que motivat per això de pujar cap amunt, buscava un lloc on entrenar la força, i va ser després de pujar amb uns amics a sota de la mateixa ermita a provar allò que en deien búlder, quan hem va venir el record d'aquella vall plena de blocs i franges de roca.
Desde llavors ençà, vaig obrir la travesia del sector R (la primera de Montroig, encara que no sigui cert, potser la primera de la vall), i altres blocs com Leviatán, o el sector S (Caja de Pandora), en els que vaig trobar uns petits plafons naturals per a entrenar.
Poc a poc, es van anar ampliant els sectors, fins que després d'un viatge a Fonten, per allà al 2005, vaig decidir netejar la travesia Energia Vital de 70 metres, que en el seu moment la veia com una línea futurista, i allà van sortir uns quants blocs futuristes de sostre.
Al cap dels anys, molts sectors van restar en l'oblit, fins fa poc, que vaig començar a obrir el sector de l'ermita. Per tant, no us estranyeu si aneu a un sector hi ho trobeu una mica brut, o si s'ha de raspallar algun canto, perquè surt sorra, perquè la roca és una mica més tova que Albarracín, encara que hi ha línies amb roca excel.lent.
Però, quan porteu una estona a la vall, semblarà que us transporteu en l'espai i en el temps a un altre lloc del planeta.
Maikel

Hecho la vista atrás en el tiempo, y me remonto por allá al año noventa, cuando mi hermano, un amigo y yo, hicimos una salida en bicicleta desde un camping de Miami hasta la ermita Mare de Déu de la Roca, qué sorpresa fue encontrar aquella ermita en lo alto de aquella roca roja que parecía que se quisiera desplomar en cualquier momento, qué sorpresa aquellas vistas al mar, tras andar un rato, todavía más grande fue la sorpresa, de encontrarnos delante nuestro aquel valle con aquellas formas, y como niños saltábamos de un bloque al otro.
Desde entonces, restó en el olvido. No fue hasta al cabo de unos años, tras haber conocido eso de la escalada con cuerda, por allá en el noventa y siete, que motivado por eso de subir hacia arriba, buscaba un lugar dónde entrenar la fuerza, y fue tras subir con unos amigos debajo de la misma ermita a probar aquello que decían búlder, cuando me vino el recuerdo de aquel valle lleno de bloques y franjas de roca.
Desde entonces, abrí la travesía del sector R (la primera de Montroig, aunque no sea cierto, quizás la primera del valle), y otros bloques como Leviatán, o el sector S (Caja de Pandora), en los que encontré unos pequeños plafones naturales para entrenar.
Poco a poco, se fueron ampliando los sectores, hasta que después de un viaje a Fonten, por allá al 2005, decidí limpiar la travesía Energía Vital de 70 metros, que en su día la vi como una línea futurista, y allá salieron unos cuántos bloques futuristas de techo.
Al cabo de los años, muchos sectores restaron en el olvido, hasta hace poco, que empecé a abrir el sector de la ermita. Por lo tanto, no os extrañeis si vais a un sector y lo encontráis algo sucio, o si se debe cepillar alguno canto, porque salga arena, porque la roca es algo más blanda que Albarracín, aunque hay líneas con roca excelente.
Pero, cuando llevéis un rato en el valle, parecerá que os transporteis en el espacio y en el tiempo a otro lugar del planeta.
Maikel

No hay comentarios: